Our Camino must go on


miércoles, mayo 30, 2012

Asun Pesa


Ya vamos por la segunda semana por Koblenz, y los progresos en cuanto a mi trabajo son mas bien escasos, tendremos que esperar a que llegue la china para poder arrancar mi entrenamiento en la empresa de verdad, supongo. Digamos que ahora mismo me aburro bastante. Aunque, saliendo de trabajar a las 16:15, el aprovechamiento del tiempo libre es bastante bueno. Ya tengo sitios controlados con wifi de gratis, una de las mejores noticias!



Pero por lo demás la cosa no va mal, incluso el viernes nos fuimos de tapas (bueno, tapas, algo parecido… cenamos en un restaurante español a las 17:30, eso si, hasta reventar), allí descubrí que tengo memoria de pez, y mas para repetir frases en idioma alemán.... y el sábado, después de una BBQ elegante conocí por fin la Dreams (que no deja de ser una discoteca normal, pero basta que oigas el nombrecito con asiduidad para que la mitifiques). Mano a mano con Dávid, weizen tras weizen… vaya que a tomar por saco con la dieta!



El domingo toda la mañana enganchado a la Web de Marca, donde actualizaban los resultados de la 1° División femenina… menudos saltos pegué! Después de la cena hubo que hacer una visitica al Mephisto (un garito medio bohemio, de los que dices: sí, tengo pasta, pero me disfrazo como si no la tuviera), a ver si las cosas habían cambiado, y sí: habían cambiado un poco, pero tendremos que comprobar poco a poco cómo evoluciona la cosa.

Con el tiempo tan cojonudo que nos está haciendo, el lunes que era festivo aparecimos en el festival/mercado medieval de Oberwesel (12€ la entrada, casi nada) ahí, todo lleno de alemanes disfrazados de medievales, con armaduras bien gordas (que calor) y filetes recios entre pan de molde para comer… con las manos!. Faltó el frikismo que estábamos esperando quizá porque el martes era día de labor y no conviene hacer excesos en la víspera. Eso si, la cena fue en el restaurante griego de un aeropuerto de avionetas por aquí cerca, al solete… descubrimos un buen rincón para una escapada y vaguear un poco, que nunca está de mas.

Ahora toca plantear alguna escapada para los fines de semana que vienen, hay ya dos marcadas de rojo en el calendario desde tiempo atrás, pero ahora habrá que ver que hacer en los restantes, porque tampoco son tantos.

No hay comentarios: