Our Camino must go on


sábado, marzo 15, 2014

Los Timos y los Edificios Chinos


Jodé!! No tenía consciencia del tiempo que llevaba sin actualizar el blog… y es hoy en sábado con día despejado (tanto de nubes como de contaminación, que hay semanas que no se puede ver el sol aunque la predicción del tiempo dice que el día está despejado) cuando uno se despereza un poco…

Importante para los que vengan a Shanghái: informaros sobre el timo del té, la peña está cayendo como moscas. El tema es el siguiente, sales del metro y te encuentras con unos chinos encantadores que te dicen que a ver si les puedes sacar una foto a ellos dos en un fondo horrible, y naturalmente les dices que OK. Son chico-chica (los de la foto, a la derecha, ella va de rosa) que hablan ingles muy bien, que dicen que vienen de vacaciones y que son de la zona rural. Luego hablando hablando comentan que si quieres ir con ellos a dar un paseo, que te enseñarán la ciudad… y al rato que sería bonito ir a ver la ceremonia del té. Vas al bar con ellos (encantadores) y ves que el té cuesta 50 yuanes (unos 6.5 euros). Todo bien, tu encantado, pero a la que te traen la cuenta te soplan los tés de todos y el servicio que suele ser de entre 30-100 euros, así que como te toca pagar lo de todos la broma (acompañada por los gorilas del local) sale por unos 100-300€. Sé de gente que se ha ido sin pagar, pero la gran mayoría cede y suelta la pasta.

A mi me vinieron un par de veces (una vez con un colega alemán y otra con Sabrina) en el mismo sitio, con las mismas excusa de la foto, y si ya la primera me dio mal rollo (un chino yendo a un guiri, amable, con un inglés excelente a pesar de venir de una zona rural, pidiendo una foto con un fondo horrible, a un extranjero cuando se lo podrían pedir en su idioma nativo a cualquiera de las 200 personas por minuto que pasan por delante suya) , la segunda vez vi 100% que era un timo, no sabia cual, así que pregunté un poco y mucha gente me ha comentado de casos.

Esto es una ciudad segura, no se ve delincuencia ni robos a gran escala, pero hay que tener cuidado. Un chino que no te conoce y viene amable a un extranjero viene a por pasta. Pasando de él no suele haber problema. Otro caso es de noche en la zona de extranjeros, no hay ladrones pero hay prostitutas. Vaya solo o acompañado de colegas, la opción es siempre ir con las manos en los bolsillos, porque las putillas se acercan siempre y entre que dicen lo mucho que te quieren y blablablá… las carteras y móviles desaparecen.

Otro punto es el de ir por la calle andando y de repente peña que justito sabe inglés y que se ve a la legua que van a por el guiri ofrezca relojes, bolsos (todo imitación), masajes, sexo… El tema es el siguiente: vas por la calle en una ciudad que apenas conoces, te viene un tío que no conoces que te ofrece mercancía, si la quieres tienes que ir con él por una calle desconocida a un lugar que tampoco conoces, y tampoco sabes quién va a estar detrás de la puerta cuando llegues al sitio. Sé de casos de peña a los que les han desvalijado y otros que han hecho buenos tratos en estos sitios. No se, yo no me la he jugado  ni me la jugaré, pero la gente lo debe hacer, porque gente que te ofrece cosas por la calle de esta forma los hay a miles por Shanghái.
Por aquí casi todo va igual: el riesgo de atropello, la mascarilla de vez en cuando, las ganas de dar patadas a los coches, los codazos al salir del metro (recuerdo que aun debo un post sobre el metro de Shanghái), esconderse detrás del amarillo al cruzar la calle, la comida guarra, el agua corriente guarra, el aire guarro, la gente guarra, los jardos en la calle,…)

El mes pasado nos movimos a unas nuevas oficinas, todo nuevo, el edificio es 100% nuevo, el problema es que no lo parece. Por fuera lo miras y dices: Como mola! Pero una vez dentro ves que todo es una chapuza. Para empezar, las dos primeras semanas ( exterior a 0-5ºC y contaminación en niveles rojos) las pasamos con las ventanas abiertas porque hay una histeria colectiva en China respecto a los productos químicos (como pinturas, pegamentos, colas de los muebles…) porque ha habido gente que ha muerto debido a los vapores de las pinturas, así que dos semanas currando en la oficina con los guantes puestos, el calefactor de casa y el moco colgando.

En una vista general el edificio está bien, pero a la que nos acercamos a los detalles, nos damos cuenta de que los chinos son de hacer las cosas rapidito y mal. Los talleres por ejemplo tienen 2 meses de uso, y parece que sean 5 años: el suelo y las paredes están sucios y desgastados, los enchufes torcidos y mal colocados, el aire acondicionado hace ruido, no todas las luces están conectadas… con esta gente, si no estás encima suya 100% no hay forma de que hagan las cosas.

En la calle siempre hay cosas curiosas que sorprenden, si un día son dos adultos que llevan a 3 niños en una moto, la semana siguiente es un carro tirado por un tío en bici que lleva el volumen de un tráiler en botellas de plástico vacías, y si no son10 obreros arreglando un agujero de la carretera y todos ellos sobando a las 11 de la mañana….

Por lo demás, como ya he dicho, se puede ver el sol otra vez, así que volvemos a jugar con el equipo de la Euskal el campeonatillo de F7, ya se puede empezar a pasear por la ciudad de una manera más tranquila, menos ropa, y también ya planificando viajes de Semana Santa, de verano, de mayo… con ganas también de ir a la boda de la Fufu. Una vez que llegue Semana Santa todo va a ser mucho más fácil. Y también con un poquito de expectación a ver que pasará en Octubre cuando termina mi compromiso por aquí.

Y poco más, ahora bastante trabajo, alguna juerga, algún viaje relámpago, muchas fotos, alguna compra, preparativos para las visitas…
Como alguien me preguntó, estos son los modelos de móviles/tablets chinos que controlo y sé que funcionan muy bien. La verdad que la relación calidad/precio de estas cosas aquí en China es acojonante: http:// mobilakos.webnode.es

A ver si me animo y voy dándole caña al blog poco a poco