Our Camino must go on


martes, septiembre 25, 2012

y Shanghai... mucho mas bonito por las noches

Ya llevo casi una semana por Shanghai, creo que ya me he hecho una idea sobre que va la vida aquí. La ciudad ofrece alternativas de ocio para dar tomar y regalar, solo hay que saber cogerlas. Los precios, no nos engañemos, dependen de lo que puedas pagar. Puedes comer en un retaurante chino en la calle comercial por 2 o 3 euros, mientras que en el starbucks de al lado te sablean 4 euros por un café.

La decepción: que cuando busqué su situación me enteré que habian cerrado el restaurante euskalduna de Shanghai, junto con sus ofertas de los miércoles. El restaurante español... por ahora prohibitivo, 10 veces mas caro que cualquier restaurante local.

La calle comercial... Nanjing road... increible. Luces y tiendas por todos lados. La mayoria en mandarín y algunas pocas también en inglés. La gente no habla ingles, por lo general, pero en los establecimientos mas o menos céntricos siempre hay un camarero/a que lo chapurrea. Sino, siempre viene bien el traductor que me descargué a mi movil, que dicho de paso, ya nos salvo el culo en una ocasión aunque en vez de agua nos trajeron té frío...

Shanghai, como Sevilla, mucho mas bonito por la noche. Nanjing road y el Bund, por la noche preciosisimos. Pongo por aquí una fotillo con Fupei en el Bund, con el centro financiero de fondo (todos esos rascacielos hace 20 años eran campos de arroz) y también una de noche. Gente por todos lados, turistas a saco, la mayoria asiáticos aunque cada vez veo mas europeos. Haberlos haylos, pero hay que saber buscarlos. Tengo localizada la euskaletxea, habrá que pasarse algún fin de semana por allí.

Poco a poco en la calle se ve de todo: ayer habia un taxi que habia girado de sentido en medio de la calle, que en lugar de tener dos rayas en medio separando los sentidos de tráfico tenía un pequeño escalón de un palmo de altura mas o menos. La primera rueda pasó, pero la segunda no, y luego la primera no queria volver para atrás. Resultado: un coche atascado y dos carriles de la calle cortados... y no pasa nada

Antes de ayer: un cruce de dos calles con 3 carriles en cada sentido. Hora punta, es decir, miles de coches. Las motos se saltan los semaforos, las bicis tambien, los coches van esquivando unos a otros, zigzag, el semaforo reina pero no gobierna y el autobús que quiere girar a la izquierda: para adelante no puede ir porque le vienen coches como si fuera un rio, para atrás imposible porque ya habia mas coches, los tres o cuatro carriles que tapa el autobús cerrados, el autobus no se puede mover y de 6 carriles pasamos a 2... atasco en toda regla, pero no pasa nada,.

En nada estoy de vuelta, así que aprovecharé estos días que quedan a tope.

viernes, septiembre 21, 2012

Shanghai - Primera visita

Primera visita... y con poco tiempo, la verdad. Hasta ahora mis horas de ocio se han repartido en dos cortos paseos por la ciudad y poco mas. En estos dos paseos he podido comprobar varias cosas importantes a día de hoy:
  • Que voy a ver el sol poco por aqui, no se si por la contaminación o por la niebla, o por las dos, sino a las fotos me remito
  • Que no voy a aprender a conducir, ni voy a ser tan valiente como para intentarlo
  • Que aunque lo intente, no me voy a acostumbrar a que los chinos suelten gargajos en cualquier lado
  • Que cruzar la calle es una odisea
  • Que si no le enseñas a un taxista la tarjeta del hotel es imposible comunicarte con el
  • Que la hora punta en el metro tiene que ser infernal
  • Que paseando por la calle, entre tiendas chinas te encuentras una tienda de Masserati y Ferrari juntos, y mas adelante otra solo de Maserati, cuando el sueldo de un trabajador normal son 150 euros/mes...
  • ... mas cosas?? todas las que queramos


Pero bueno, en otros temas, ya he conocido 3 fake markets, y, aunque no he hecho compras aun, ya veo por donde van los tiros. Así que no me van a timar... mucho, me timarán muchísimo, pero iremos a jugar, a ver que consigo.


En varios días hemos visitado con mucha prisa y poco tiempo Ningguo y Suzhou, pero sin tiempo para turistear. Una pena, porque esta última según he visto tiene muy buena pinta. Veremos si se puede intentar la próxima vez.


El tema de compras por aqui lo llevan de lujo: están los centros comerciales a precios escandalosos, y los mercados para el pueblo, y luego los de los turistas. En el tema de comidas pasa lo mismo: el precio de los hoteles... y el del pueblo. Ha sido curioso como ayer cenamos por 4 euros hasta reventar, hoy hemos comido por 2.5 y nos han cobrado mas de 4 por un batido en el Starbucks, y el Starbucks estaba a revosar, al igual que los otros 5 que hemos visto en nuestro caminar sin rumbo por el Pudong.


Hay temas abiertos, muchos temas a tratar... pero poco a poco, piano piano que dirian los del otro lado de las Baleares. Habra tiempo para todo.








martes, septiembre 18, 2012

Hong Kong bien merece una visitica


Y digo visitica como buen navarrico.
Tras un viaje extraño, sin nervios (malo para mi aparato digestivo) y sentimientos extraños arrivamos el domingo a la mañana a Hong-Kong. Tras un periplo en el aeropuerto, por fin pudimos hacer la escapada y visitar la ciudad.

La ciudad-pais tiene dos partes: la isla y la parte continental. En la isla es donde está el centro financiero, los edificios guapos y la pasta, aparte de los precios elevados. No tuvimos tiempo para llegar a allí, ya que en una tarde no da para mucho. Bueno, mas que una tarde, un par de horas. Aunque lo que vimos fue suficiente para llevarnos la imagen: el olor a comida llenaba las calles, habia gente por todos lados y el mercadillo por el que anduvimos... increiblemente poblado. Pero bueno, vimos lo que había, incluso a los pescateros callejeros (ver foto) que no solo tenian los peces ahi, a la intemperie con las tripas abiertas y sin limpiar, sino que detras tienen la pecera con las carpas que te van a matar cuando se lo pidas...

La parte comercial, la isla, la vimos de lejos. Tenía muy buena pinta. Por esa zona al otro lado de la Isla se veía mogollon de gente: turista, locales, gente corriendo, licenciados, bodas, jóvenes, viejos... un dato curioso: en vez de andamios por aqui utilizan plataforma hechas con... bambú. Edificios de mas de 30 pisos envueltos en este material que se une con cuerdas, y la gente se sube a trabajar. Curioso es poco.

A la comida nos llevaron a un restaurante con un comedor pequeñito: de unas 500 personas, y estaba lleno!! todo mesas redondas, siguiendo la tradición de los chinos que las utilizan para poder tener relacion con todos los comensales. Y la comida... nos guió un local, y... uno por uno los platos no eran nada del otro mundo, pero finalmente el regusto final fue muy bueno. Y ademas, el precio... por menos de 8 euros por barba, y eso que dijo que los entrantes eran supercaros. No quiero pensar en lo que costó la cena de la noche, en un restaurante de lujo en Shenzhen.

A la tarde-noche cruzamos la frontera de Hong-Kong con China y llegamos a Shenzhen. Alli, no hay mucho para ver: lo mas espectacular la carretera. Cada uno a su bola, miles de motos, miles de coches, miles de peatones... hay que aprender a cruzar la calle en China (consejo: sigue a los locales, lleva paso constante y no te pares, ya pararán los coches) porque si no las pasamos canutas. Si veis la foto de la moto... asi habia bastantes, pero en vez de eso rojo una de las que vimos llevaba 9 cajas de las de la huerta, de plastico azules... y un camion trasportando plástico... ocupaba mas de 2 carriles, sobresalian las bolsas por todos los lados.

Si se dice que Spain is different... no se lo que pasará con China...