Our Camino must go on


jueves, abril 18, 2013

Mi primera carta recibida!!


Esta semana he recibido mi primera carta desde España a mi buzón chino. Yujuuu!!! Como varios días a la semana he abierto la tapa de mi buzón esperando ver las facturas de siempre al anterior inquilino de mi piso (que era moreno), pero esta vez… Sorpresa!! Había una carta de correos. Así que con toda la ilusión del mundo subí a mi piso, cogí la llave del buzón,  bajé los 7 pisos en el ascensor, abrí el buzón y allí estaba ella: la carta del padrón, no es lo más ilusión del mundo me hace, pero algo es algo. Eso sí, la carta estaba fechada en el 11 de Marzo, y llegó a mi buzón sobre el 11 de Abril… un mesecito para que llegue una carta, ahí es ná. Como curiosidad: la dirección en la carta estaba en letras latinas, como los chinos no las entienden alguien escribió encima la dirección en chino, a boli. Algo cutrecillo, pero la carta llegó.


Por lo demás ya estamos de vuelta del pequeño "break" de chinos que me tomé. A pesar de los madrugones, depender del portátil y móvil (para no perder comba de lo que pasa en la oficina), y la lluvia navarra, pudimos hacer cositas. Y la verdad que aprovechamos bastante bien. Pero todo lo bueno se acaba, y ya hemos llegado al calorcete Shanghaines, estos días rozando los 30 graditos, pero no hay forma, los chinos siguen saliendo a la calle en chaqueta, manga larga… si ahora con la temperatura que hace van así no quiero pensar que veranito calentorro nos espera.


Nada comparado al calor que hacía en Dubai cuando hice escala (muchiiisimas gracias Silvita). El cambio de temperatura entre Dubai (30ºC) a Barcelona (unos 20ºC) a Puente (lloviendo), deprime un poquito, pero como luego lo hice en el otro sentido la alegría volvió por donde se fue!


Por aquí ya he medio olvidado las noticias asiáticas que aparecían en todos los telediarios e informativos: la guerra de Corea del Norte y la gripe H7N9. A ver, en un restaurante nos dijeron que no tenían pollo para comer, aunque no sabemos si era porque se les había acabado o porque no compraban por miedo a la gripe y gente se ve por la calle con mascarillas, pero eso como todo el año. ¿Igual un poco mas de gente ahora? Pues igual si, pero vaya… que nada del otro mundo.


El pasado fin de semana fue el Gran Premio de Shanghai de F1, pillamos entradas de las mas baratas (que tampoco es que sean demasiado baratas) y pasamos el fin de semana tostándonos al sol, con tapones en los oídos, viendo como los coches daban vueltas al circuito. Como experiencia guay, verle a Alonso vuelta tras vuelta una pasada. Lo mas curioso, es lo que seguro no se veía por la tele: los chinos saltándose la valla para colarse en el circuito. Imaginaos: un circuito de perímetro 6km, con una valla de altura 2.5 metros y miles de guardias de seguridad parados cada 10m en el contorno. Cuando unos cuantos chinos se juntaban en un punto, empezaban a subir la valla con todo el descaro del mundo y luego… a correr, como los guardias no tenían ninguna intención de ir tras ellos no había problema. Es lo más parecido que he visto en mi vida a lo que puede ser el saldo de la valla en Ceuta o Melilla.


Y ahora ya, empezamos la rutina, y ya planificando los siguientes destinos: Filipinas este mes y el verano que parece que va a ser muy bueno. Seguiremos informando.