Our Camino must go on


viernes, septiembre 21, 2012

Shanghai - Primera visita

Primera visita... y con poco tiempo, la verdad. Hasta ahora mis horas de ocio se han repartido en dos cortos paseos por la ciudad y poco mas. En estos dos paseos he podido comprobar varias cosas importantes a día de hoy:
  • Que voy a ver el sol poco por aqui, no se si por la contaminación o por la niebla, o por las dos, sino a las fotos me remito
  • Que no voy a aprender a conducir, ni voy a ser tan valiente como para intentarlo
  • Que aunque lo intente, no me voy a acostumbrar a que los chinos suelten gargajos en cualquier lado
  • Que cruzar la calle es una odisea
  • Que si no le enseñas a un taxista la tarjeta del hotel es imposible comunicarte con el
  • Que la hora punta en el metro tiene que ser infernal
  • Que paseando por la calle, entre tiendas chinas te encuentras una tienda de Masserati y Ferrari juntos, y mas adelante otra solo de Maserati, cuando el sueldo de un trabajador normal son 150 euros/mes...
  • ... mas cosas?? todas las que queramos


Pero bueno, en otros temas, ya he conocido 3 fake markets, y, aunque no he hecho compras aun, ya veo por donde van los tiros. Así que no me van a timar... mucho, me timarán muchísimo, pero iremos a jugar, a ver que consigo.


En varios días hemos visitado con mucha prisa y poco tiempo Ningguo y Suzhou, pero sin tiempo para turistear. Una pena, porque esta última según he visto tiene muy buena pinta. Veremos si se puede intentar la próxima vez.


El tema de compras por aqui lo llevan de lujo: están los centros comerciales a precios escandalosos, y los mercados para el pueblo, y luego los de los turistas. En el tema de comidas pasa lo mismo: el precio de los hoteles... y el del pueblo. Ha sido curioso como ayer cenamos por 4 euros hasta reventar, hoy hemos comido por 2.5 y nos han cobrado mas de 4 por un batido en el Starbucks, y el Starbucks estaba a revosar, al igual que los otros 5 que hemos visto en nuestro caminar sin rumbo por el Pudong.


Hay temas abiertos, muchos temas a tratar... pero poco a poco, piano piano que dirian los del otro lado de las Baleares. Habra tiempo para todo.








1 comentario:

Javier dijo...

Me alegro de que lo estes pasando tan bien nada mas llegar y con el sentido del humor que te caracteriza.

Un Saludo

Javier