Our Camino must go on


miércoles, agosto 28, 2013

El comienzo del Verano

Tras Shan Fermín llego el verano, y los sanfermines de verdad, y las fiestas de Puente, y el calor sofocante shanghaines, y las vacaciones, y la playa, y las medusas, y los Budas, y los elefantes, y las tortugas, y los garbanzos, … pero como dijo Jack el Destripador: "Vayamos por partes" 


Tocó celebrar el chupinazo de visita turística por la Perla de Oriente (supongo que lo de Perla de Oriente es porque aquí todo es más caro que en cualquier ciudad asiática o por la pasta que hay y hubo a principios del siglo pasado, vamos, digo yo) tras nosecuantas horas de vuelo y escala en Londres. Lo típico, paseo por el Bund, Nanjing Lu,… y degustación de los famosos dumplings (que ricos) fritos de Yans Dumplings . AAhhh, y los famosos garbanzos de Shanghái, edición limitada, no son fáciles de encontrar  ;)

Además coincidió con la mejor época: 37-40 grados de temperatura, una humedad que ni debajo del agua… conseguimos convertir Shanghai en una sauna, literal. Ponerse una camiseta limpia bajo el aire acondicionado seco y fresco del apartamento, poner un pie en la calle… y tener ganas de subir y encender la secadora de la ropa. Que pasada!


Cada vez me gusta más ir al mercado de las bodas de Shanghái: ese lugar en People's Square que encontramos por casualidad y que se guarda con secreto (People's Square Metro Station, exit 9, go up, turn left, walk 30meters) donde los cientos y cientos de padres de hijos/as solteros se juntan los fines de semana para arreglar citas a sus hijos/as. Hay veces que, aunque seamos guiris, nos viene algún padre interesado en nuestro trabajo, situación… la mejor forma de pedir algo es que el otro no se entere de que lo estas pidiendo. Y el estanque de las flores de loto, es imposible sacarse una foto y que no salgan al menos 20 personas, pero en época de floración esta guapo guapo.

Y por supuesto, pasando de las ofertas de Stinky Winky, el domingo siguiente una visita a una de las zonas de Shanghái que todavía no conocía: Qibao. Qibao es un pequeño pueblo que Shanghái ha absorbido y tiene un canal y un puente, una calle y un templo bastante bonitos. No es el paraíso, pero para pasar una tarde y sacar cuatro fotos, más que suficiente. La cena, en un restaurante rollo años 80 chino que nuestra Fufu encontró/recomendó. Muy bien, llegamos reventados al piso, pero felices y contentos.

 Y el lunes… más turisteo!! Visita a los jardines Yu (a los que no pudimos entrar porque entre la velocidad de la caminata y el parloteo nos los encontramos cerrados) y dumplings (que ricos) al vapor de pork y cangrejito peludo… mmmm que ricos! Y al día siguiente al Mr. Miyagi, a que un chino nos tradujera al chino lo que queríamos cenar, descalzos, pero esta vez sin japoneses al borde del coma etílico apoyados en la barra. Este lugar está perdiendo glamour…


Y así llegamos al día de viaje a Bangkok, las vacaciones habían comenzado, pero como siempre, lo bueno estaba por llegar.

No hay comentarios: