Our Camino must go on


jueves, noviembre 15, 2012

Vuelta a Shanghai

Pues ya llegué a Shanghai de nuevo, el viaje bien sin problemas, largo... y con el incidente del que tenía detrás mía en el avión se quitó los zapatos y le cantaban los pinreles que te cagas. Muy desagradable.
 
La escala la hice en Munich, y los aviones que cogí eran de Lufthansa, así que con mi metro y medio ligeramente pasado y mi cabellera rubia todo el mundo me hablaba en alemán a lo cual siempre ponía mi cara de calamar.
Ya tengo pisito, aún no voy porque aunque tiene los muebles puestos hay que meterle lo demás: sabanas, mantas, cubiertos, toallas, sartén... Vaya, que no será una pasta, pero me costará unas molestias ir al Carrefour que tengo al lado y tirar de bolsas y mochila para subir todo.
 
El pisito genial, pequeñajo, pero apañao. Tengo una boca de metro de 3 líneas en frente de la salida, en la recepción hablan inglés (no sabéis lo importante que es eso), con Internet, TV, aire acondicionado, servicio de limpieza y de lavandería (si lo solicito)...
 
Al ladito hay un centro comercial. Tardé una media hora en darle la vuelta a la primera planta andando sin parar, otra media hora en darle la vuelta a la segunda planta,... y ya no tuve ganas de seguir con las otras 7 plantas y los dos sótanos. aquí están todas las marcas que te quiere imaginar (desde Zara, H&M....) a unos precios algo mas altos que en Pamplona. Esto quiere decir que el tema de las imitaciones baratas habrá que buscarlo.
 
Me doy cuenta que apenas he llegado y estoy ya de mudanzas, curioso. A ver cuanto tardo en situarme y empezar a disfrutar de la ciudad, que ya empieza a hacer fresquete por aquí.

No hay comentarios: